NOTICIAS POLITICAS E INSTITUCIONALES

EN LA PROVINCIA, CAMBIEMOS MANEJARÁ DIPUTADOS Y SENADORES

María Eugenia Vidal y Ernesto Sanz ordenaron que Cambiemos sea un solo bloque. Se reunieron el lunes, y el martes el radical bajó línea para que se hagan los deberes y se evite una ruptura de Cambiemos en la Legislatura. 

El PRO se quedaría con la vicepresidencia del Senado y la presidencia de Diputados, mientras que la UCR comandaría los dos bloques

En el PRO consideran necesario mantener, por lo menos en el arranque de la gestión, al bloque de Cambiemos junto, sin disgregarlo entre los partidos que conforman esa alianza y así evitar quedar debilitados ante la primera minoría que en ambas Cámaras es del Frente para la Victoria.

Se encendió una luz de alerta cuando el senador radical Horacio López dijo públicamente que la UCR haría su bancada aparte. Casi en simultáneo ese vaticinio era tabicado en una reunión que, a solas, mantuvieron la gobernadora electa María Eugenia Vidal y el presidente del radicalismo Ernesto Sanz.

Vidal recurrió a Sanz porque advertía que el vicegobernador Daniel Salvador no terminaba de cerrar el esquema en el Senado, y por ende en la Legislatura. Después de ese cónclave, el radical se juntó con Mauricio Macri. Allí, Sanz le dijo que no sería su ministro de Justicia en caso que Macri ganara el balotaje (pero igual lo acompañará desde un lugar cercano) y terminaron de cerrar los lugares que el centenario partido tendrá en el gobierno nacional y el provincial. Un secreto que no se develará antes del lunes.

El mismo martes, en horas de la tarde, Sanz reunió a su círculo de colaboradores más cercanos. Les dijo que no sería ministro y les dio la orden de trabajar para que el bloque de Cambiemos sea uno solo. Les aseguró que eso se mantendría “por las buenas o a las trompadas”, pero que el compromiso del radicalismo estaba tomado. Sanz sabe, de todos modos, que su tropa no es fácil de arriar y que confirmar esa unidad del bloque será una ardua tarea hasta el 10 de diciembre.

En el esquema que acordaron Sanz y Vidal la vicepresidencia del Senado quedaría para el PRO, sin que todavía esté cerrado el nombre del ocupante. Además, Cambiemos irá por la presidencia de la Cámara de Diputados, que también quedaría para el macrismo. Las negociaciones con Sergio Massa y hasta con el Frente para la Victoria están abiertas por la presidencia y vice primera de la Cámara, que tienen firma compartida. El PRO podría resignar la silla mayor en pos de un acuerdo político que le garantice gobernabilidad, y quedarse con la vicepresidencia.

El esquema negociado por Sanz para evitar la separación de Cambiemos incluye que el radicalismo se queda con las dos presidencias de los bloques. En el Senado aparece con más chances el actual titular de la bancada Carlos Fernández, de la línea interna ligada al alfonsinismo. Maximiliano Abad, del sanzismo podría quedarse con el bloque de Diputados siempre y cuando no sea convocado para ocupar un cargo a nivel ejecutivo.



(Fuente: La Tecla)
Your left Slidebar content. -->